Visitas

domingo, 9 de febrero de 2014

ALGUNAS CLAVES PARA SER FELIZ

Había escrito algunas ideas a primeros de año que tuvieron mucho éxito entre algunos amigos y antes de retomar temas relacionados con la novela, que está por el momento en período de espera, mientras algunos representantes y editores la leen para darme su opinión y una respuesta, he decidido compartir con vosotros algunas claves para ser feliz según mi opinión.
Tengo la suerte, en este momento de mi vida, de ser feliz y aquí está la raiz de mi secreto. 


NÚMERO 1: no te prometas hacer cosas en el futuro... No pienses en lo que hay que hacer para... NO. SIMPLEMENTE HAZLO. Haz lo que creas mejor. Hazlo, hazlo, hazlo, no lo digas, hazlo. Y empieza por limpiar tu habitación. Las cosas se ven mejor a tu alrededor cuando todo está colocado y limpio.

NÚMERO 2: lo más importante no es el dinero (que ayuda), no es la familia (que ayuda), no es el amor (que ayuda). Lo primero es la salud (No conozco a ningún esqueleto que diga que es feliz, bueno nunca he hablado con ninguno...). La enfermedad es un enemigo que puede privarte de lo más valioso que tienes: la vida. Así que lo primero es cuidarse: el deporte ayuda a ver las cosas mejor y desestresa... La gente que hace ejercicio normalmente es más feliz que quien no hace ejercicio y su salud suele ser más fuerte.

NÚMERO 3: SUELTA LASTRE. La vida es como una carrera de larga distancia en la montaña, con momentos de subida y de bajada, llena de "peligros", y todo el mundo sabe que para correr más cómodo hay que deshacerse del mayor peso posible. Haz lo mismo con tu vida: deshazte de aquello (objetos o personas) que resulten negativos... De lo malo hay que aprender para que no se repita, con lo bueno es con lo que debes quedarte, y conservarlo... Hay un dicho que dice que quien bien te quiere te hará llorar y no es cierto siempre... Hay que ver las cosas con perspectiva. A veces nos empecinamos en conservar aquello que nos hace daño convencidos de que es lo que queremos y nos confundimos. Si algo te hace daño y no es indispensable, alejate. SUELTA LASTRE.

NÚMERO 4: Respeta. Casi todo es relativo: el mundo no suele ser blanco o negro, el mundo tiene una gran escala de grises, o de colores (según se vea, pero me vale de ejemplo), y tantos grises hay como situaciones, lo que convierte algunas de ellas, situaciones o presuntas verdades, en meros puntos de vista. 
Por eso muchas veces no nos ponemos de acuerdo. Y como hay tantas opiniones como situaciones conviene ponerse por un instante en el lugar de los demás, para no encerrarnos en una postura que no siempre tiene porqué ser la más correcta. En otras palabras, respeta y no seas egoista o te quedarás sólo. Del mismo modo no debes dejar que nadie te falte al respeto, ni atropelle tus decisiones u opiniones, lo que nos lleva al punto número 3 (suelta lastre).
La verdad, es que dos y dos son cuatro, porque lo hemos decidido.
La verdad, es que la guerra civil española empezó en julio de 1936. 
Que una persona sea guapa o no, no es verdad, es un punto de vista.
Por eso, las personas que van de sinceras no siempre dicen la verdad. 
A veces el ser humano se merece un poquito menos de sinceridad y un poco más de comprensión... Respeta, que no vives tú sólo en el mundo.

NÚMERO 5: sonreir. Vas al trabajo y tienes que preguntarle a un jefe por una cuestión que, banal o no, te carcome. Uno sonríe y el otro está serio ¿A quién le preguntas?
En un mundo en sociedad no se pueden conseguir todas las cosas que uno desea haciendo la guerra por separado y con el morro hasta el suelo porque no te sale nada. Lo que viene muy bien para que las cosas cambien es tener una actitud positiva y ganas de buscar soluciones, y para eso, necesitas tener un apoyo de otras personas para muchas cosas.
Muchas de las personas que triunfan en la vida es porque lo hacen socialmente y la mayor parte de las veces empieza todo por la amabilidad y la simpatía. Regalar sonrisas es gratis y contagia. Regala cariño y a cambio quizá recibas amor, quizá se abran puertas que no esperabas ver abiertas... La sonrisa es una bandera de tu actitud. Sonríe, ama y seguro que algo te llegará en algún momento. La idea es arreglar tu pequeña parte del mundo y contagiar a los demás para que hagan lo mismo Todo empieza con un gesto sencillo y angelicalmente perfecto: la sonrisa.

NÚMERO 6: la más obvia, sé tu mismo. No intentes cambiar por nadie ni dejes que nadie lo haga por ti, porque ni tú serás tú mismo ni las personas que dicen cambiar lo harán realmente. Uno debe ser quien es con sus virtudes y sus defectos: puede evolucionar y aprender a potenciar sus virtudes y quizá consiga minimizar sus defectos si pone empeño, pero siempre estarán ahí, así que las personas que te rodean deben aprender a vivir con lo bueno y lo malo de tí, y viceversa, o mejor es pasar a la clave número 3 y soltar lastre. Sí eres tú mismo nadie podrá decir que no eres lo que esperaban (lo pueden decir por egoismo, para hacer daño, pero no con sinceridad). Serás feliz contigo.

NÚMERO 7: de vez en cuando usa el sentido común. No dejes todo para última hora, no vivas por encima de tus posibilidades... Sentido común, eso que le falta a tantos españoles (y de otras partes del mundo que encajan tan bien aquí). Si esperas al ultimo día para pagar la luz un dia quizá no puedas por mil razones y te corten; si vives por encima de tus posibilidades estarás justito y las pasaras canutas cuando lleguen las crisis; no le pidas a tu pareja que se case contigo si la acabas de conocer, porque aunque te diga que sí, tienes todos los números para acabar como el rosario de la aurora... (Lo mejor que podría pasar es que tu pareja sí tenga sentido común y te diga que no) En otras palabras, no ejerzas de pringado, aunque lo seas. Luego le echarás la culpa a los bancos, a las empresas, al mundo entero, a tu novia... Pero si usas la cabeza, el sentido común, te evitarás problemas muy graves e innecesarios. Se puede vivir al límite pagando las facturas perfectamente (Haz rafting si te gusta el riesgo, eso quita tensión y descarga adrenalina, pero tener un problema monetario por no usar el sentido común te puede llevar a un pozo del que puedes llegar a creer que no tienes salida, y eso es incompatible con la felicidad). Usa la cabeza y si tomas riesgos, que sean medidos, y no me refiero a medir el tiempo que tienes para pagar una factura el día antes de que te cumpla. Paga según te llegue y te olvidas. Medir el riesgo es que si sabes que tienes vértigo, no es muy aconsejable hacer el pino al borde de un precipicio de mil metros, porque te vas a marear y te vas a caer con toda seguridad. Que te caigas al vacio o al suelo de la montaña es sólo cuestión de suerte, y a la suerte hay que dejarle un margen muy pequeño. La verdadera suerte es la que se labra cada uno día a día.

NÚMERO 8 Y ÚLTIMA (SEGURO QUE HAY MÁS PERO YA LAS ANALIZARÁ OTRO): Compartir y confiar en alguien es esencial. Comparte tus sentimientos, tus problemas, tus inquietudes. Si te lo tragas todo vas a acabar explotando. La desconfianza, igual que el odio, llevan al lado oscuro, al reverso tenebroso (Y Darth Vader no era muy feliz) Confía (con sentido común, clave 7) y comparte como yo estoy compartiendo mis pensamientos con vosotros. Con tu pareja, con tus amigos más intimos, con tu familia... Ellos son los que te darán una perspectiva diferente cuando creas que todo está mal y te harán ver que no estás sólo en casi ningún ámbito de la vida. Compartir es amar y confiar. Normalmente lo mismo que des recibirás... 
Eso sí, no andes cuchicheando delante de otras personas, es de mala educación. Simplemente elije un momento mejor para hablar.


4 comentarios:

  1. A ver confiesa: ¡eres un ser de otra galaxia! De la galaxia donde reina la felicidad plena porque el sentido común y la prudencia hacen que seres como tu vengan a ver si entramos en razón los llamados humanos de este pobre planeta.
    No me extraña que seas feliz, tienes todas las claves para serlo, te confieso que yo tambien las practico aunque en demasiadas ocasiones me falle lo de soltar lastre, me cuesta mucho…. Lo que no me cuesta nada es sonreír. :)
    Quede impresionada con lo de limpiar la habitación jajaja que yo pensé que eran manías mías lo de la limpieza y organización para sentirse bien, y veo que alguien más la comparte.
    Pues voy a compartir este manual porque me parece muy necesario… a ver si lo lee mucha gente jajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Campoazul ;)
      Espero no ser de otra galaxia jeje. la verdad es que he tenido mis problemas en el pasado y eso me ha hecho aprender. La felicidad plena no sé si existe, pero si que se puede ser feliz si uno se empeña en serlo y pone en su vida un poco de orden.
      Lo de tener la habitación ordenada, la verdad es que la limpieza no me obsesiona, pero, seguro que a todo el mundo le pasa, que limpia su pequeña parte del mundo, y todo parece más reluciente, más bello... Sin embargo cuando estamos mal tendemos a ser más dejados y eso se nota por dentro y por fuera.
      Soltar lastre es fácil de decir y difícil de hacer. A todos nos pasa. Pero, hay que vivir la vida y disfrutarla porque está llena de sensaciones que aprender, disfrutar y recordar. Gracias por compartirlo con el mundo... Si conseguimos que una sóla persona sea feliz en el mundo poniendo en orden su vida, habrá merecido la pena :)
      Un besazo

      Eliminar
  2. Todos somos felices por naturaleza, solo tenemos que descubrirla dentro de cada uno.

    ResponderEliminar
  3. Buena deducción. Realmente nadie en su sano juicio nace siendo un infeliz. La infelicidad se va haciendo con el tiempo... Así que hay que luchar contra ella dejándole el margen más pequeño posible, y de paso, como bien dices, si uno se conoce bien a sí mismo, sabe que le puede hacer feliz.
    Gracias por tu aportación. Saludos

    ResponderEliminar